DOPAJE (TAS) El uso de los métodos científicos más nuevos y avanzados para descubrir infracciones de las normas antidopaje es perfectamente legítimo, siempre que estas técnicas no violen los derechos humanos fundamentales y que puedan considerarse como un “medio fiable”

DOPAJE (TAS) El uso de los métodos científicos más nuevos y avanzados para descubrir infracciones de las normas antidopaje es perfectamente legítimo, siempre que estas técnicas no violen los derechos humanos fundamentales y que puedan considerarse como un “medio fiable”

Los procedimientos ante el TAS se rigen por la legislación suiza y, en particular, por la Ley Federal de Derecho Internacional Privado (PILA): en este sentido, una disputa es arbitrable independientemente de cualquier calificación por la ley italiana de la decisión apelable como un acto de derecho administrativo.

El artículo R56 del Código TAS no excluye la presentación de documentos en diligencias que no se produjeron en la instancia anterior. En cambio la disposición se refiere a la producción de documentos después del cierre de las presentaciones en los procedimientos ante el TAS. Además, la facultad de admitir pruebas no producidas en el anterior caso(s) ha sido afirmado expresamente por el TAS.

Este es contenido exclusivo para usuarios registrados

Debes iniciar sesión o registrar una cuenta para ver este contenido.

Ver sentencia  

Un Panel TAS está en condiciones de evaluar el peso de un dictamen pericial que le fue presentado. Lo hace valorando los hechos sobre los que el perito basa la opinión y evaluando la corrección y la lógica de las conclusiones extraídas por los expertos. En el cumplimiento de esta tarea, el Grupo tiene en cuenta las declaraciones y opiniones de (todas) las partes. Es sobre la base de esta evaluación y ponderación de las varias presentaciones que el Panel se formará su propia opinión sobre los hechos y consecuencias que se siguen de ella. Esta opinión puede estar en línea con la evidencia proporcionada por un perito designado por la parte. Sin embargo, lo contrario puede ser igualmente cierto. La actividad del Panel no es, por lo tanto, una “pura referencia” a la opinión de algún otro.

La ABP no establece una nueva norma antidopaje. En cambio, la ABP es, en esencia, un método para detectar una infracción de las normas antidopaje. Siempre que la “mejora del transporte de oxígeno” ya constituya una infracción de las normas antidopaje en el momento de la toma de la primera muestra, no hay problema con la aplicación retrospectiva de una disposición antidopaje. Es la aplicación de un determinado método científico para detectar o determinar una infracción de las normas antidopaje. Como tal, el uso de los métodos científicos más nuevos y avanzados para descubrir infracciones de las normas antidopaje es perfectamente legítimo, siempre que estas técnicas no violen los derechos humanos fundamentales y que puedan considerarse como un “medio fiable” en virtud de del Artículo 3.2 del Código WADA.

Para el buen funcionamiento de la lucha contra el dopaje, un sistema en el que los controles de dopaje son realizados exclusivamente por organizaciones antidopaje es esencial. El los controles de dopaje no pueden depender de la voluntad de los atletas de ser “controlados” y eso, obviamente, determina que los atletas no pueden ser el “controlador” y el “controlado” al mismo tiempo. Este último sería, sin embargo, el caso si al atleta se le permitiera recoger su propia muestra, o hacerla recoger por una tercera persona (incluso un analista) en el momento en que desee o considere oportuno.

 

The proceedings before CAS are governed by Swiss law and, in particular, by the Swiss Federal Act on Private International Law (PILA): in this respect, a dispute is arbitrable independently of any classification by the Italian law of the appealable decision as an act of administrative law.

Article R56 of the CAS Code does not exclude the submission of documents in CAS proceedings that were not produced in the previous instance. Instead the provision refers to the production of documents after the closing of submissions in proceedings before the CAS. Furthermore, the power to admit evidence not produced in the previous instance(s) has been expressly affirmed by CAS.

A CAS Panel is in a position to evaluate and assess the weight of a (party-appointed) expert opinion submitted to it. It does so by evaluating the facts, on which the expert opinion is based and by assessing the correctness and logic of the conclusions drawn by the experts. In fulfilling this task the Panel takes into account the statements and opinions of (all) the parties. It is on the basis of this evaluation and balancing of the various submissions that the Panel will form its own opinion on the facts and consequences that follow thereof. This opinion may be in line with the evidence provided by a party-appointed expert. However, the contrary may be equally true. The Panel’s activity is, thus, not a “pure referral” to some other’s opinion. 

The ABP does not establish new anti-doping rule. Instead, the ABP is – in essence – a method to detect an anti-doping rule violation. As long as the “enhancement of oxygen transport” already constituted an anti-doping rule violation at the time of the first sample taking, there is no issue of a retrospective application of an anti-doping provision. It is the application of a certain scientific method in order to detect or ascertain an anti-doping rule violation. As such, the use of the newest and most advanced scientific methods in order to uncover anti-doping rule violations is perfectly legitimate, provided that these techniques do not violate fundamental human rights and that they can be considered as a “reliable means” by virtue of Article 3.2 of the WADA Code.

For the good functioning of the fight against doping, a system in which the doping controls are carried out exclusively by anti-doping organizations is essential. The doping controls cannot depend on the athletes’ will to be “controlled” and that, obviously, the athletes cannot be the “controller” and the “controlled” at the same time. The latter would, however, be the case if the athlete would be allowed to collect his own samples, or to have them collected by a third person (even an analyst) at the time he wishes or deems appropriate.

Para ver la decisión original presiona aquí TAS 2010 / A / 2174

Compartir:

Archivos adjuntos

Identificación 8218
Publicado junio 15, 2011
Vistas: 29
Miembro desde 1 año

Enviar Mensaje

Soporte de llamadas:

Correo electrónico:

Dirección:

Cll 76 #11-41. Oficina 901. Bogotá. Colombia

Categorías

Copyright © 2022 JurisDeportiva . Todos los derechos reservados.