PRUEBAS (TAS) En el arbitraje TAS, cualquier parte que desee prevalecer sobre un tema en disputa debe cumplir con su carga de la prueba

PRUEBAS (TAS) En el arbitraje TAS, cualquier parte que desee prevalecer sobre un tema en disputa debe cumplir con su carga de la prueba

Según la ley suiza, la elección de la ley sustantiva hecha por las partes se extiende a las reglas en cuanto a la carga de la prueba.

Según la legislación escocesa, una disposición contractual debe interpretarse en el contexto del contrato en que se encuentra…

Debes iniciar sesión o adquirir una membresia para ver este contenido.

Adquirir una Suscripción MENSUAL

Contenido exclusivo para miembros

Además, un contrato debe interpretarse objetivamente, de acuerdo con los estándares de un tercero razonable que es consciente del contexto comercial en el que se produce el contrato. Además, está permitido cuando se interpreta un contrato teniendo en cuenta las circunstancias en las que se produjo el contrato.

Según la ley escocesa, la regla general que rige las cuestiones de la carga de la prueba establece que en el caso normal, la carga, al menos inicialmente, recae sobre el perseguidor, ya que el perseguidor no puede, simplemente presentando una acción, obligar a su oponente a refutar sus alegaciones como una condición para escapar de la responsabilidad. Además, en el arbitraje TAS, cualquier parte que desee prevalecer sobre un tema en disputa debe cumplir con su carga de la prueba, es decir, debe cumplir con la responsabilidad de fundamentar sus alegaciones y probar afirmativamente los hechos en que se basa con respeto a ese tema.

 

Under Swiss law, the choice of substantive law made by the parties extends to the rules concerning the burden of proof.

According to Scottish law, a contractual provision must be construed in the context of the contract in which it was found. Furthermore, a contract must be interpreted objectively, according to the standards of a reasonable third party who is aware of the commercial context in which the contract occurs. Moreover, it is permissible when interpreting a contract to have regard to the circumstances in which the contract came to be concluded.

Under Scottish law, the general rule governing matters of burden of proof provides that in the normal case the burden, initially at least, rests upon the pursuer, since the pursuer cannot, merely by raising an action, require his opponent to disprove his allegations as a condition of escaping liability. Furthermore, in CAS arbitration, any party wishing to prevail on a disputed issue must discharge its burden of proof, i.e. it must meet the onus to substantiate its allegations and to affirmatively prove the facts on which it relies with respect to that issue.

Para ver la decisión original presiona aquí TAS 2010 / A / 2077

 

Compartir:

Identificación 8293
Publicado diciembre 10, 2010
Vistas: 27
Miembro desde 1 año

Enviar Mensaje

Soporte de llamadas:

Correo electrónico:

Dirección:

Cll 76 #11-41. Oficina 901. Bogotá. Colombia

Categorías

Copyright © 2022 JurisDeportiva . Todos los derechos reservados.